CUELLAR MANUEL ASCENCIO
(
Sucre, Bolivia 1810-1894)
 

Manuel Cuellar nació en Sucre, Bolivia. Padre del destacado médico Manuel Cuellar Fernández, fundador del Instituto Médico “Sucre”. Empezó pero no concluyó sus estudios de Teología y Derecho en su ciudad natal; su vocación lo llevó a los claustros de medicina en la Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca, iniciada por el doctor Luna en 1826.

 

 

En el año 1828, siendo aún estudiante, fue ayudante de los médicos que atendieron al Mariscal de Ayacucho, José Antonio de Sucre, de una herida de arma de fuego recibida en el hombro. Prosiguió sus estudios con el doctor Augusto Torralli, médico personal del Mariscal, para concluirlos en la Universidad de San Andrés de La Paz por la circunstancia que el Mariscal de Zepita, Andrés Santa Cruz Calahumana, dispuso la concentración de los estudios de medicina en aquella Universidad. En 1834 fue nombrado Jefe de Clínica de la Escuela de Medicina de la Paz. Fue fundador y Profesor de la escuela de medicina de Sucre. En 1842 recibió su diploma de médico de la Universidad de Chuquisaca. 
 

 

Actuó como médico en los ejércitos de la Confederación Perú-Boliviana y, en tales funciones, asistió a las acciones bélicas de Yanacocha y Socabaya. Su labor fue reconocida por el Gobierno otorgándole el título de Benemérito de la Patria, la Legión de Honor y Medallas   de “Yanacocha”, “Socabaya” y “Pacificadores del Perú” por los importantes servicios prestado al Ejército.
En 1847 fue nombrado Presidente del Tribunal del protomedicato, Rector de la Universidad de Chuquisaca y ocupó el cargo de Prefecto de dicha ciudad en donde reconstruyó el Hospital de Santa Bárbara.
En 1850 por Decreto Supremo, el Consejo de Ministros otorgó en Premio una Medalla de Oro, guarnecida de Brillantes a los Doctores Mauel Cuellar, Ignacio Cordero, Pedro Azcarrunz, Ramón Salinas y Enrique Ascarrunz por la esmerada atención médica que brindaron en las curaciones del Capitán General del Ejército Gral. Manuel Isidoro Belzu

Su mérito principal fue haber contribuido decididamente al desarrollo de la medicina en Bolivia, lo que implica también haber coadyuvado a la difusión de esta ciencia en la sociedad humana durante la primera mitad del siglo XIX. Es el autor de un Tratado de fisiología patológica, de un Compendio de la historia de la medicina y de una Monografía sobre la tos ferina epidémica.
Fue benefactor de varias instituciones educativas, culturales y científicas y fundó, junto a otras personalidades de la ciudad de Sucre, la Sociedad Humanitaria San Vicente de Paúl. Antes de su muerte el Dr. Cuellar dispuso la donación de sus libros con destino a la Biblioteca del Instituto Médico Sucre

Jaime G Gomez, M.D.
19031 SE Outrigger Lane
Jupiter, FL, 33458-1087, USA