El código de Hamurabi

 

Hamurabi, monarca de la primera dinastía babilónico, que reinó de 2.125  hasta 2.081a.c. fue el promulgador  de la más antigua colección de leyes que se conoce.

    El código de Hamurabi fue descubierto por Jacques Morgan en 1.897, en las ruinas de Susa, bajo los escombros del antiguo palacio real al desenterrar 3 fragmentos de una piedra diorita, de color negro , que reconstituida formaba el llamado obelisco de Humarabi, cuyas medidas son 2,25 mts de altura y 1,90 mts de circunferencia en su base, en la cual se encuentra grabado el texto oficial del código; dicho obelisco descansa en la actualidad en el museo del Louvre en París.

    Su redacción nos revela una gran técnica jurídica y una civilización muy adelantada para épocas tan remotas. El código de Hamurabi constituye un importante vestigio de la historia de Mesopotamia y un documento valioso porque revela la estructura de la sociedad de aquel tiempo, nos da a conocer las clases y grupos sociales de la sociedad babilónica, así como sus relaciones  jurídicas. Se compone de tres partes: introducción, texto propiamente dicho y conclusión. La introducción contiene pomposas  frases  sobre el establecimiento de "la justicia y la felicidad" para todos los súbditos del Rey.

 El código en sí, contiene 282 artículos que contemplan disposiciones sobre delitos,  la familia, la propiedad, la herencia, varios artículos de derecho comunitario y otros relativos a la esclavitud.

 En la conclusión el Rey ensalza una vez más la solicitud que rodea a sus súbditos; se atribuye el título de "Rey del Derecho" y maldice a los que se atreven a destruir la estela en que están grabadas sus leyes.

    En lo referente a Medicina, en el código figuran no solamente sanciones al médico que no cumplía con sus obligaciones y deberes de la ciencia, sino numerosas prescripciones, sobre todo de origen  quirúrgico, acerca de las operaciones de los ojos, huesos y partes blandas. Establece además los honorarios del médico, de acuerdo ala intervención que efectuaba y a la clase social a la que pertenecía el enfermo.

    Ejemplo de las disposiciones a las que estaba sometido el médico son los siguientes artículos:

    215.- "Si un médico opera con una lanceta de bronce a un hombre noble por una herida grave y le salva la vida, o si abre con una lanceta de bronce un "negabati" (absceso, catarata) en el ojo de un hombre noble y salva el ojo del hombre, recibirá 10 shekels de plata".

    216.- si fuera un hombre libre recibirá 5 shekels.

    216.- Si fuera un esclavo, el dueño del esclavo dará 2 shekels de plata al medico.

    Si un azu abre un negabati del ojo de un hombre libre y ocasiona la pérdida del ojo, deberá cortarse la mano del médico; si ha ocasionado la pérdida del ojo de un hombre pobre o un esclavo  deberá pagar una mina de plata"