Antonio Dubravcic Luksic

El valor de conocer la historia, no es como se ha dicho, para ayudarnos a no repetir errores, porque en realidad, a mi entender, la historia no se repite, como no se repite nada por igual en la vida humana. El valor radica en enseñarnos a conocer a los que nos precedieron, ¿quiénes fueron?, ¿qué hicieron?, para que de esa manara podamos comprender el presente y prever el futuro.
 
 
El hombre, como Jano, vive mirando simultáneamente hacia su pasado y su futuro, lo aprendido en el pasado le sirve, teóricamente para construir un futuro mejor.


 Aula Magna de la Universidad

Remontándonos a la historia, el día 15 de abril de 1624, la Compañía de Jesús, tomo posesión de estos terrenos, con destino al funcionamiento de la Universidad de San Francisco Xavier, a partir de esa fecha, en este solar se efectuaron las construcciones que comprendían la Capilla o Aula Magna, lo que hoy en día constituye la Casa de la Libertad. Ella representa el Templo Sagrado de la Patria, la Casa de la bolivianidad, fue donde se prendió la llama de la libertad un 25 de mayo de 1809, que iluminó esta parte del continente americano
 
 En los 383 años de existencia de esta vieja casona, desde luego, el acto histórico trascendental y el más importante, fue la Proclamación de la Independencia de Bolivia.


 25 de mayo  1909

Aquí un día estelar, el sábado 6 de agosto de 1825, nació la Patria, en estos recintos vibró la voz de los 48 representantes de las cinco provincias altoperuanas, que asistieron a la Asamblea Deliberante. El Diputado Secretario Ángel Mariano Moscoso dio lectura al extenso documento recordando que “El furioso león de Iberia que lanzándose desde las columnas de Hércules hasta los imperios de Moctezuma y Atahuallpa había despedazado el desgraciado cuero de América…”
 
Aquí se bautizo a Bolivia, se dotó de una Constitución Política a esta naciente república.
 Se crearon los símbolos patrios, la primera bandera con una franja horizontal roja ancha enmarcada por dos bandas verdes mas estrechas, al centro se encontraban cinco estrellas que representaron a las cinco provincias.


25 de mayo 1925

El primer escudo tenia en su interior tres campos horizontales, la franja superior se apreció cinco estrellas que representaron a los cinco departamentos, en el área central se ubicó el árbol del pan y una llama. En la parte superior el cerro de Potosí y dos figuras femeninas ostentaron una cinta con la leyenda “República de Bolívar”.

En el transcurso del tiempo estos emblemas han sufrido varias modificaciones, hasta consolidar los símbolos que en la actualidad ostentamos.


25 de mayo 2009

Finalizada la Guerra Civil de 1898-99, la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre”, en actitud patriótica y por voluntad de la Capital Constitucional de Bolivia, asumió la responsabilidad de la conservación de este monumento histórico que recibió el excelso nombre de “Casa de la Libertad”.
Este tricentenario edificio se ha constituido en un repositorio de reliquias históricas, de efigies de personajes que forjaron nuestra historia, de colección de documentos inéditos, posee una rica biblioteca especializada en geografía e historia, colecciones de mapas, periódicos y folletos, muchos de ellos con una antigüedad de tres centurias.


Salón Independencia

A la Sociedad Geográfica y de Historia “Sucre” le encomendaron a través de un Decreto Supremo de 1939 la custodia de la Casa de la Libertad, misión que fue cumplida hasta 1974, año en que el Supremo Gobierno de la Nación en un Decreto Supremo encomendó al Banco Central de Bolivia la restauración y reparación del edificio. En 1983 el Gobierno Nacional asignó a la Fundación Cultural del Banco Central de Bolivia la tuición y administración de este repositorio nacional.

La Casa de la Libertad, representa la lucha del pueblo por conseguir si independencia, esta casa en Bolivia, donde se inspira el culto eterno a los héroes, y se infunde el respecto a la bendita tricolor nacional.

Salón de la Independencia
El Salón de la Independencia está ubicado al frente de la entrada principal de la Casa de la Libertad. Este es el lugar donde se reunió el primero Congreso Constituyente de la Nación y se firmó el Acta de la Independencia de Bolivia. Al fondo están colocados tres retratos de los dos libertadores del país y del presidente José Ballivián. El retrato de Simón Bolívar es un óleo realizado por el pintor peruano José Gil de Castro en Lima. A su derecha se encuentra el retrato del libertador Antonio José de Sucre y a la izquierda la del general José Ballivián.
En el salón también se encuentra guardada en una urna la espada del libertador Sucre, usada en las batallas de Junín y Ayacucho, al igual que la espada usada por José Ballivián, que venció en la Batalla de Ingavi, el 18 de noviembre de 1841 y que consolidó la Independencia de Bolivia.
El Salón está dividido por una balaustrada de madera separando los curules de los diputados y los escaños que ocupaba el pueblo.
Salón de los Diputados
El Salón de los Diputados está dedicado a los diputados que proclamaron la Independencia de Bolivia y suscribieron el acta de la independencia el 6 de agosto de 1825.
En el salón están colgados los retratos de algunos de ellos. En la sala preside el retrato auténtico de Mariano Serrano, que fue el Presidente de la Asamblea Deliberante y redactor del acta proclamatoria de la autonomía nacional. En esta sala se exhibe el facsímil del Acta de la Independencia en una vitrina.

Salón de los diputados
El Salón de los Diputados está dedicado a los diputados que proclamaron la Independencia de Bolivia y suscribieron el acta de la independencia el 6 de agosto de 1825. Expone los retratos de algunos de ellos,  prside esta sala  los retratos de Mariano Serrano, Presidente de la Asamblea y de Casimiro Olañeta, el fogoso orador que sostuvo en la Asamblea el proyecto de Independencia. Es destacable la efigie del P. Martín Cruz, dura de Tarapaya

Salón Virreinal
El Salón Virreinal está presidido por un retrato del rey de España, Carlos III. Se exhibe también un retrato del rey Fernando VII, último rey de las colonias españolas en América. También se presenta la efigie de José Miguel de Antequera, Fiscal de la Audiencia de Charcas. Hay un retrato de Juan José de Segovia con su esposa Manuela de Risco y Agorreta. En un ángulo del salón se halla un ataúd en el que se llevaba a enterrar al rector y a los docentes universitarios, así como un piano de mesa de principios del siglo XIX.
Por último está colgado el gran mapa de las colonias españolas en Sudamérica, editado en España en 1775.
En sus programas de difusión de la historia se contemplan exposiciones itinerantes que visitan las diferentes unidades territoriales del país así como los Centros de la Fundación.
También se realizan actividades educativas en escuelas y colegios tanto del área urbana y periurbana de la ciudad como en las provincias del departamento de Chuquisaca. El programa “Casa de la Libertad junto a su pueblo”, lleva exposiciones, conferencias y películas históricas a los confines del país; también se realizan talleres de historia en colegios e institutos de formación de maestros.

Conservación
Las labores de conservación preventiva y de restauración del patrimonio son constantes. De igual manera se restauran obras de arte y otros bienes que requieren de tratamiento especializado.
El Centro cuenta además con una mapoteca que contiene ejemplares que van desde la época colonial hasta nuestros días, utilizadas por investigadores y exhibida públicamente en oportunidades especiales.

Más datos sobre la obra histórica

Libertador Bolívar

En la Casa de la Libertad se sancionó la primera Constitución de Bolivia, redactada por el Libertador Bolívar, así como las leyes fundamentales del nuevo Estado

Reliquias
Desde que dejó de ser la sede del Poder Legislativo, este edificio tricentenario pasó a ser un repositorio de reliquias históricas

                                                         
 ¡Aquí nació Bolivia!